desde 1953 estamos en la calle madre sacramento,

hasta hace ocho años en el numero 16, desde entonces enfrente en madre sacramento 11 Zaragoza España

horario verano 10 a 14 y de 17 a 20,30 de lunes a sabado

telefono 976214855

mail eltallerylavinateriayanez@gmail.com

La vinatería Yáñez abrió sus puertas en 1953 con la idea de vender vino a granel procedente de las elaboraciones del señor Redondo que tenía viñas y elaboraba vinos en Cariñena. Durante treinta años y con la dirección del Señor Bernad la vinatería siguió comerciando en vinos locales, graneles en su mayor parte, procedentes de Cariñena, Borja y Calatayud.

En el año 1984 y tras la jubilación del señor Bernad mi padre me encarga que dirija la vinatería. Entonces tenía quince años. Durante varios años la vinatería siguió enfocada a la venta a granel, algo que no hemos abandonado nunca. Aún resulta gracioso encontrar en nuestros anaqueles una botella de Petrus, y muy cerca una garrafa de nuestro cosechero que ahora seleccionamos en Munebrega.Al poco tiempo de comenzar a dirigir la vinatería Yáñez. Hace casi treinta años, comencé a viajar para conocer y seleccionar los mejores vinos, y me congratulo al contaros que muchos de aquellos vinos desconocidos son hoy bodegas punteras y consolidadas. Aquellos viajes, conversaciones, catas, disfrutes…fueron el germen de una idea: hacer vinos a la manera francesa. Seleccionarlos solo para nosotros, ponerles nuestra impronta, hacer nuestra esa canción, esa canción que solo el vino despierta en los corazones.Al principio los cosecheros fueron el paso lógico. Y en concreto los vinos de cosechero de Logroño y Peñafiel. Así nacieron los sendas trilladas de Alberite y los José Yáñez de Curiel de Duero.Los viajes y las inquietudes hicieron nacer los somontanos, Borjas, Calatayudes, Cariñenas, los riberas de duero, los riojas, los navarros, los riax baixas, los toros,los leoneses, los prioratos, los montsants, los terras alta, los jereces, los cavas. Esas inquietudes me llevaron allende nuestras fronteras y las experiencias se fueron sucediendo: Francia, Alemania, Italia… y con cada vino, con cada experiencia un poco más de conocimiento, un poco más de profundidad. El problema de ser autodidacta es que creas un sistema propio, poco encasillable y basado en tus propias experiencias, tal vez más lento, menos preciso. La ventaja es que la creatividad es el motor de ese vehiculo que te lleva por la vida y que no te importa, ni preocupa pararte a mirar el paisaje.Para hacer estos vinos he empleado y empleo mil sistemas. Siempre adaptados a la idiosincrasia de la bodega donde estamos trabajando.En unos casos dirijo el viñedo partiendo de una idea biodinámica, en otros trabajo con el ingeniero agrónomo de la bodega en conocer la zona y le pido ayuda para que me enseñe a comprender las posibilidades de los terruños y las elaboraciones clásicas que se hacen en ese espacio. En otros, diseño con el enólogo algo a futuros, empleando su experiencia y mi idea, intentando crear algo diferente, siempre algo diferente. En otras ocasiones me gusta mucho lo que ha creado el bodeguero y lo embotellamos a la manera francesa como un negociant de Burdeos…En cada sitio, en cada “donde”, busco una solución inteligente, intento comprender las posibilidades de la zona e imaginarme una solución nueva. A veces son cosas parecidas a otras que ya existen, otras veces surge algo totalmente nuevo y es entonces cuando me siento contento. Hemos logrado plasmar, convertir en algo real, una idea, un sueño.Habitualmente hacemos pocas botellas, una barrica, tal vez dos. Cuando se acaban se han acabado, y creamos otras nuevas. El movimiento es importante para nosotros, pues de otra forma caeríamos en una cierta molicie y autosatisfacción. De esta manera podemos presentar novedades que intenten emocionar a nuestros amigos y nos dejamos margen para atrevernos a acometer nuevos retos en nuevos sitios que me llamen la atención.Lo que es absolutamente cierto es que las personas que me ayudan en este proyecto, en este taller son imprescindibles. Todos los agrónomos de las bodegas, los enólogos, los encargados comerciales, los bodegueros… me enseñan , me aconsejan, me intentan disuadir cuando el riesgo es extremo ( y no lo consiguen todo sea dicho de paso). Me encanta aprender de la mano de los que más saben, me encanta el ir a seleccionar viñedos, a imaginarme lo que pueden llegar a dar. Me encanta sentarme después de vendimiar mientras seleccionamos la uvas, mientras las metemos en fudres para que fermenten, me encanta volver a casa tiznado de vino, casi un costalero semanasanteño. Me encanta también ir a seleccionar un vino a la bodega de un amigo, confiar en su criterio, catar, tal vez tocar el ensamblage para potenciar algo que me impresiona. Me encanta imaginarme cosas e intentar que lleguen a cobrar vida. Me encanta ver las caras de las personas que adquieren mis vinos y comprobar que sienten. Me encanta ver si esas imaginaciones les han contado su historia.Y esa es la historia del Taller Yáñez, un poco más abajo veréis los vinos de los que disponemos ahora y los “donde” de donde surgen, y los “quien” mis amigos y colaboradores. No sabemos donde nos llevará el futuro, y ese es un camino que deseo recorrer con todos vosotros, os invito a descubrir el alma del vino en mil sitios, mil historias diferentes

http://ciriacoyanez.blogspot.com/

pequeñas historias de todos los días en el taller y la vinatería yáñez

www: http://www.ciriacoyanezimaginador.com/

Facebook: https://www.facebook.com/La-vinateria-ya%C3%B1ez-137305516411242/

Instagram: https://www.instagram.com/ciriacoyanezimaginador/

Twitter: https://twitter.com/ciriacoyanez?lang=es

Youtube: https://www.youtube.com/user/ciriacoyanez

Pinterest: https://www.pinterest.es/ciriacoy/

Linkedin: https://www.linkedin.com/in/ciriacoyanezimaginador/

Ciriaco en TikTok https://www.tiktok.com/@ciriacoyanezimaginador

Nos dedicamos a llevar imaginaciones del mundo de las ideas al mundo real

Año 1920 El bisabuelo Ciriaco se estrena en su primera vendimia

Año 1953 La VINATERÍA YÁÑEZ nace en madre Sacramento 16, Zaragoza, vende vino a granel.

Año 1976 El abuelo José abre el viejo restaurante HUMILDE RINCÓN en madre Sacramento 16. Aparece la vinculación con

la gastronomía, los maridajes, la alta cocina, de entonces a hoy.

Año 1984 Se incorpora Ciriaco. La vinatería comienza a tener en sus anaqueles los mejores vinos del mundo. Nace EL

TALLER YÁÑEZ para crear vinos propios de la mano de nuestro, aún joven, Ciriaco Yáñez. Hoy el Taller ha liderado 36

proyectos de vino en todo el mundo. Siempre con el objetivo de aprender y disfrutar y hacer disfrutar. Hacemos los vinos

como a nosotros nos gusta que sean: carácter, ilusión, terruño, personalidad. Para las etiquetas empleamos cuadros de

Ciriaco que pensamos expresan la personalidad de los vinos.

Año 1985 Nuestro Ciriaco publica su primer libro “Mis platos, flores, vinos y música escogidos”. Hasta hoy 33 libros de

divulgación enogastronómica, viajes, novelas, poemarios,

Año 1986 nace la SALA DE CATAS MARIDADAS YÁÑEZ en madre sacramento 16 con la idea de divulgar y dar a conocer los

modos y maneras de la cata de vinos y su correspondencia con la gastronomía. Cursos, Talleres…

Año 1987 y siguientes La Vinatería Yáñez Regala 10.000 catas gratuitas para divulgar la cultura del vino. Serán años

interesantísimos en los que la vinatería hace este esfuerzo ímprobo por dar a conocer el vino, la cultura, la gastronomía y

las ilusiones del Taller y la Vinatería Yáñez. 10.000 catas gratuitas fueron regaladas, compartidas y disfrutadas con 10.000

zaragozanos

Año 1987 nace la cofradía del Mester de Vinatería, una iniciativa en la que amantes de la enogastronomía nos reunimos

bajo el techo del taller Yáñez, para disfrutar, conocer, probar, degustar, aprender a cocinar, aprender a catar y en

definitiva compartir un espacio, una idea, una filosofía, unas ganas de vivir

Año 1988 nace el huerto ecológico Yáñez para surtir al restaurante, la sala de catas y a la familia de productos de

temporada.

Año 1989 nace nuestra primera tienda de vinos virtual. Nos gastamos un montón de pasta en aquel momento y nunca

llegó a funcionar, entre otras cosas porque internet iba súper lenta y era muy difícil, no sabíamos posicionarla y fue un

auténtico desastre, pero estuvimos en la punta de lanza de la innovación, nuestra primera tienda virtual

Año 1990 nace nuestra revista El lagar y la almazara. Comienza nuestra colaboración con la televisión, nace el programa

En la cocina con Ciriaco, nace el programa El rincón del vino. Nace la colaboración con la radio en cadena SER, Hola

Zaragoza. Ciriaco publica algunos artículos en el Heraldo de Aragón, conocemos gente súper interesante que nos

enriquece profundamente, colaboramos y vemos otros puntos de vista del vino y la comunicación. Fue divertido.

Año 1991 la Sala de Catas se traslada a madre sacramento 18. Un precioso local con un sótano que nos dará mucho juego

en el futuro y con la cocina a la vista, un espacio sin distancias en el que compartir gastronomía y vinos, en el que

compartir amistad y en el que disfrutar de todo lo que estamos creando en ese momento, ayudando a perfilar la cultura

enogastronómica de nuestra calle, de nuestra ciudad

Año 1992 en la vieja sala de catas de la calle Madre Sacramento 18 había un sótano, allí nace el banco de vinos Yáñez,

unos huecos creados para depositar vinos que se iban gastando en las catas o en el restaurante Humilde

Año 1996 Nace la asesoría gastronómica. La idea es intentar aprender a la vez que colaboramos con diferentes

establecimientos para conocer cómo y de qué manera evolucionar los conceptos gastronómicos, tanto para nosotros

como para nuestros colaboradores. Una asesoría gastronómica basada en la retroalimentación, lo que nosotros

aportamos y lo que nos aportan. En la asesoría gastronómica solamente colaboramos con proyectos en los que nos

sentimos identificados, con los que podemos comunicar y comunicarnos y con los que compartimos valores y objetivos

Año 1988 Nace el embrión de la biblioteca de consulta. Y más de 3000 volúmenes nos acompañan e ilustran

Año 1999 El taller Yáñez alcanza su madurez. Los proyectos han ido creando grandes vinos y decidimos que a partir del

año 2000, en el nuevo milenio, iremos decidiendo que nuestros anaqueles en la vinatería sólo habrá productos que

imaginemos y hagamos solos, con compañeros, con socios, vinos en los que nos sintamos identificados. Vinos, destilados,

cervezas, gastronomía, arte. Ese es nuestro objetivo para el futuro milenio

Año 2000 Nuestro Ciriaco nos sorprende, decide hacer un viaje de investigación por el mundo. Van a ser 48 países, en

diferentes tiempos, a lo largo de los próximos 2 años. Tanto el mundo del vino como el mundo de la gastronomía del

Taller Yáñez, el mundo de las experiencias, la empatía y del disfrutar se van a ver enriquecidos para siempre.

Año 2001 nuestro abuelo José se jubila y en su honor nace el Humilde Taller gastronómico para investigar sobre la

enogastronomía. Investigaremos en estos años sobre el pan, sobre sus viejos platos y los redefiniremos y los pondremos

dentro de tarros para que la gente se los pueda llevar, para que los clientes los puedan disfrutar, para que sus amigos que

comían sus platos en la mesa del Humilde se las puedan a llevar y comer en sus casas. De momento 30 patés, casi 60

platos diferentes y casi 100 panes de diferentes tradiciones. Los panes se consumen en las catas, el mejor el de trufa

asada

Año 2002 La primera exposición en solitario de nuestro Ciriaco. Grandes formatos, materiales reciclados son los soportes

de la pintura recogida en la calle hasta hoy, desde una cerámica de 6x6 centímetros hasta un mural de 16 metros por 3

metros de altura construido con las tablas de la antigua vinatería en Madre Sacramento 16. Vinculamos lo viejo y lo nuevo

Año 2003 nace el taller de quesos para recuperar la tradición de nuestro bisabuelo Felipe de hacer quesos. Hacemos

quesos y los maduramos: Los consumimos en las catas

Año 2004 nace el Taller Yáñez Destilados Nobles con la idea de comprender el mundo de los destilados. Hoy tenemos

seiscientos noventa y tres destilados llenos de alma y reflexión.

Año 2005 nace el Taller de experimentación a la vuelta de la esquina, en Doctor Horno 18 Un espacio con la cocina

integrada en la sala, sin distancias, sin escapatoria. 40 m2 llenos de tecnología de las principales casas que colaboran con

el Taller, una Taller de experimentación diseñado por la compañía zaragozana Office Hogar. Sin duda, un punto y seguido

en la trayectoria de experimentación de nuestro Taller. Los mejores electrodomésticos, las mejores técnicas en un

espacio precioso y lleno de corazón

Año 2010 nace el Taller Yáñez cerveza Única con la idea de conocer el mundo de la cerveza. Hoy tenemos 160 cervezas

diferentes de pequeña tirada desde criadas en barrica a elaboradas con todos los tipos posibles de cereal y sus

combinaciones. Un mundo inabarcable.

Año 2012 nace Yáñez Almacenista para canalizar las elaboraciones en las que colaboramos como ideólogos, y que

realizamos en colaboración con otras compañías.

Año 2015 EL TALLER Y LA VINATERÍA se trasladan a madre sacramento 11 con la idea de disponer de un espacio donde

dar a conocer nuestras imaginaciones, ilusiones, ideas. Un espacio diseñado por nuestro artista de cabecera, nuestro ya

no tan jovenzano Ciriaco Yáñez

Hoy seguimos buscando y peleando la libertad creativa intentamos unir el vino, la gastronomía, los destilados, las

cervezas. Los unimos en nuestras catas, en nuestra mesa. Y seguimos pensando en salir de nuestra zona de confort, en

investigar, en hacer cosas nuevas y ofrecéroslas aquí.

Año 2016 Nace Almacenista, un proyecto para hacer vinos de diseño en diferentes zonas a las que no podemos llegar

físicamente pero podemos llegar filosóficamente. Encargamos los vinos y los identificamos como almacenista, vinos un

poco diferentes, con nuestra personalidad, vinos ciriaquiles

Año 2017 El taller gastronómico sigue investigando. Ahora sobre el vinagre, la sal, el chocolate, la repostería

Año 2018 abrimos un nuevo espacio Yáñez Amazon Store. Cumplimos sesenta y cinco años en Madre Sacramento 11, en

Zaragoza, España. Y comienza una nueva etapa en la que unimos tradición, trabajo, esfuerzo; miramos al futuro en la

confianza de ser, servir, imagina, hacer. Abrimos nuestra nueva tienda en colaboración con Amazon y el deseo de servir,

de contar nuestra pequeña historia, de imaginar y soñar. Yáñez en Madre Sacramento11, Zaragoza, España. Yáñez de la

imaginación al mundo real. Abrimos con el deseo de mejorar cada día.

Año 2019 El taller del vino Yáñez actualiza el concepto los vinos antiguos y los ofrece a granel, como siempre.

Año 2020 El taller Yáñez sin alcohol. Para personas que no pueden o no quieren beber alcohol el Taller Yáñez sin alcohol..

Así que hemos estado investigando y preparando montones de cosas. Vinos, cervezas, destilados. La misma calidad con la

misma ilusión pero nada de alcohol.

Año 2020 El taller Yáñez refrescos. Una de las cosas divertidas que nos ocupa es imaginarnos cosas y armonizarlas con lo

que ya estamos haciendo. Para el vermut estábamos pensando en un sifón y para las ginebras en unas tónicas, para las

vodkas en algo diferente, un refresco de lima y para los rones una cola diferente. Para los aguardientes, los brancdis o los

cockteles muchas cosas. El taller Yáñez refrescos, diferentes para combinar con nuestro taller Yáñez

Año 2020 El Taller Yáñez sidra. Una evolución natural de la elaboración de cervezas, las sidras están en nuestro punto de

mira desde hace mucho, y ahora por fin, tenemos 7 nuevas sidras, procedentes de manzanas ecológicas recogidas por

nosotros mismos y fermentadas en nuestra cervecería. Sidra de hielo, sidra ácida, sidra dulce, sidra espumosa.

Año 2020 Explosión de los proyectos del taller de vino Yáñez. Francia, Italia, Alemania, Portugal, Chile y España, mucha

España

Dónde está el taller? Muy cerquita de la vinatería Yáñez en doctor Horno 18, en un pequeño espacio con suelo de madera, amplias cristaleras, preciosa cocina. Un espacio para investigar, recibir amigos y exponer

Qué es el taller? Es la realización de una antigua ilusión de Ciriaco, el disponer de un espacio dónde pintar, recibir amigos, cocinar y dar a probar nuestros platos, atender a los clientes a los que asesoramos ,catar y desarrollar nuestros vinos, y los que decidimos se integraran a la selección de la vinatería. Es la sede de la cofradía del mester de vinatería y de nuestro proyecto biodinamico “un camino hacia el cielo”. Un espacio para compartir.

Como nace? Con el diseño del interiorista Carlos Sancho decidimos que el espacio debía ser blanco, funcional y variable. Apto tanto para cocinar y ofrecer una cena, como para reflexionar, programar un curso de cata, un curso de cocina, desarrollar la labor de coaching de Ciriaco y por supuesto que hubiera espacio para pintar. La colaboración de nuestros patrocinadores ha sido fundamental para conseguirlo: Office Hogar, Salvarani, Kitchenaid,Franke,Mármol compac, Bra,la vinateria Yáñez, bodega pirineos, compañía de vinos Yáñez

Por qué nace el taller? En la vinatería Yánez siempre hemos dispuesto de un pequeño espacio anejo a la tienda en el que hacíamos catas y encuentros, la hojarasca, la primera sala de catas maridadas, el humilde…En este espacio contamos con todas las comodidades y la nueva tecnología de proyección que entonces ni nos imaginábamos. El taller nace por el deseo de estudiar, y compartir confidencias con el vino y la gastronomía como protagonistas.

Cuando abre el taller?

El taller siempre está ocupado en alguna de sus actividades, si quiere venir a probar la propuesta gastronómica reserve la mesa del taller para la fecha que necesite. El grupo mínimo es de seis personas. Las actividades se publicitan en nuestra web y en el boletín mensual.

Para que nace el taller?

Para descubrir cosas del vino, la gastronomía y de nosotros mismos. Aprender y divulgar.

Cuanto cuesta la propuesta gastronómica?

El precio es invariable, siempre 36 euros iva incluido. Para que no haya sorpresas todo está incluido

Dónde se reserva? En ciriacoyanez@gmail.com, en nuestro teléfono 976214855, o pasando por nuestra vinatería en madre sacramento 16 de Zaragoza

Qué se come?

Cada semana todo cambia, evoluciona. Durante la semana Ciriaco desarrolla las ideas que le interesan, los resultados que más nos gustan son los que proponemos. Suelen ser unos diez platillos entre entrantes, platos, antepostres y postres. Además de los cócteles. Y se catan cuatro o seis vinos dependiendo de los maridajes.

Como es el servicio?

Divertido, relajado y con ganas de que todos disfruten de una nueva experiencia. Todos ven como Ciriaco cocina y prepara los platos, ya que es él mismo quien los acerca a las mesas. La comunicación está asegurada. Solo hay un servicio por día…o no hay ninguno. Comienza a las 21 horas y termina a las 24, carroza de cenicienta y a casa o de marcha… a elegir.

Cómo calificarías la cocina del taller?

En el taller hay muchas cosas, pintura, expresión,discusión,reflexión… El otro día Ciriaco nos contó:” si le pusiera un nombre a esta comida, diría que es la comida de los sentimientos”. La comida de los sentimientos… es bonito, no te parece?

Por que están, incluidos los vinos?

Una de las ideas que nos anima es la de crear platos para que nuestros vinos, los que nosotros hacemos, los que seleccionamos o simplemente los que nos gustan, se expresen. El vino es fundamental en nuestra experiencia culinaria.

Al incluirlos evitamos que la propuesta se desvirtue. Queremos que cualquiera pueda venir.

Cuanto cuesta la propuesta?

La mesa del taller tiene un coste de 36 euros iva incluido, para grupos de un mínimo de seis personas

Por que cambia la propuesta cada semana?

Ciriaco hace un trabajo de evolución. No es la creación de nuevos conceptos sino más bien la función de exploración de caminos poco transitados, de platos que cuenten una historia…Ciriaco hace un plato, el foie, desde hace veintiséis años. Y cada semana es diferente. A veces avanza mucho, otras retrocede en busca de conceptos que no ha desarrollado en su totalidad. No es una cocina de la revolución porque si, sino de la evolución cariñosa con un plato, con un concepto…No es difícil evolucionar, si lo es, el innovar. Además documentamos los platos nuevos con las presentaciones del momento y es curioso observar como va cambiando la presentación a la vez que cambian los cuadros del chef.

Se equivocan mucho?

Ummm , si, tiramos muchas cosas. También es cierto que casi siempre Ciriaco ve con la imaginación el resultado final antes que el equipo y es divertido, porque si el producto es caro ya nos advierte de primeras que lo pensemos bien, si es asequible nos deja equivocarnos, aunque luego hay que limpiarlo todo.

Hay restaurantes que disponen de un taller, ustedes son un taller sin restaurante, es un contrasentido?

No somos un restaurante, eso forma parte de nuestra filosofía, no queremos depender de la facturación para sobrevivir, ni que el día a día del trajín de un establecimiento de comidas no nos dejé emplear un día para sacar una ocurrencia adelante. La idea es disponer de un espacio de estudio y de vez en cuando, preferiblemente el viernes o el sábado, constatar en vivo y directo si lo que hacemos gusta. Los miembros de la cofradía del mester de vinatería son buenos comensales y extraordinarios amigos. Cuando comen ya sabemos si hemos acertado. También asesoramos a restaurantes, a bodegas. Es nuestra manera de crecer y ser mejores profesionales, se lo debemos a nuestros clientes, tanto en la vinatería cuanto en los restaurantes.

Como diría que es el taller?

El taller es un espacio para compartir, un espacio en busca de la armonía, del equilibrio. Un espacio que se proyecta hacia delante ligero de equipaje y muy respetuoso con todo lo que nos supera.

Dónde compráis? Ahora el mundo es pequeño, todo está muy próximo. Aún así lo más importante es el huerto ecológico que nos surte de casi todo y que lleva nuestro padre. Los mercados de proximidad al taller son fundamentales para evitar la contaminación,los nuevos mercados ecológicos que se organizan en Zaragoza, viajes largos o cortos, y gentes que nos llaman para ofrecernos cosas curiosas. Si algo es extraño algún comerciante va a pensar que es ideal para nosotros, va a terminar en nuestra encimera.

Hay alguna influencia en vuestra cocina?

Miles¡¡¡ Ciriaco es un fan de Adriá. En el taller tenemos todos los libros editados por el bullí, los programas de tv…Fan total. Casi frikie del bullí, no te digo más¡. Además Arzak, Subijana, Santamaría, Roca, Ruscalleda, Arola, Aduriz y el maestro Luis Iciar… En la biblioteca disponemos de cientos de volúmenes de cocina, de arte… para que cuando no se nos ocurra nada abramos un libro y desde allí el límite es el cielo. Puede ser una ilustración, un cuadro, un edificio, un plato…lo que sea. A veces hemos preparado listas de productos pero no es lo nuestro, nos hace falta más alcohol para prender la mecha.

Puedes explicarme…No comprendo esa definición de esa comida de los sentimientos¡

verás, Ciriaco desarrolla los platos a partir de ideas, visiones, sentimientos, recuerdos… Un pescado comido en el delta del Mecong nos llevó a nuestra versión del pez elefante. Otro pescado comido al amanecer en una pinaza en el rio Níger nos llevó a nuestro pescado a la parrilla, un mango verde cogido en el pais Dogón nos llevó a nuestro mango a la parrilla con pollo confitado. Una piña verde cogida por nuestro padre nos llevó a nuestro caviar de piñones. Un sashimi de salmón en Kyoto nos llevó a nuestro falso sashimi de salmón con aire de humo. Una sopa de pene de yac nos llevó a nuestras criadillas con huevos trufados… Como prender esos inasibles de un plato? Ese es el objetivo.

Qué os parece la cocina asiática?

Nos encanta. Ciriaco ha recorrido varias veces toda Asia y es un admirador de Tailandia, Vietnam, China,Macao, Hong Kong, Japón… En nuestros desarrollos siempre hay algo que nos recuerda a Oriente, aunque solo sea la estética.

Como definen la comida que hacen?

Ciriaco ya ha comentado que le gustaría sentir esta cocina como la cocina de los sentimientos, de la armonía, del equilibrio, del compartir.

Hacen una cocina tecnológica? Siendo un taller sería lo suyo…

No, no estamos interesados en la tecnológica porque si. Buscamos el equilibrio, si es necesaria una técnica y tenemos acceso, pues muy bien, pero no es el objetivo en si mismo. Solo es algo más que nos ayuda a conseguir expresar el sentimiento del plato, su historia.

Que trayectoria puede exhibir el chef Ciriaco?

Bueno, en realidad no exhibe ninguna. Infancia y adolescencia viendo cocinar a su padre en el humilde rincón, la primera sala de catas maridadas, la hojarasca, el humilde, y siempre la vinatería yáñez claro…Ciriaco no es un chef, simplemente es alguien curioso, con buen paladar, buena memoria gustativa y que ama aprender , experimentar. No es alguien que pueda sacar su currículo e impresionar, pues ese curriculum se circunscribe a ser tendero. Simplemente es un creativo que aplica su método de trabajo a la cocina. Cuando era joven era bulliniano total, aún lo es en el modo de aproximarse al concepto. Luego influencias orientales mediante, volvió a la cocina tradicional y ahora simplemente quiere contar historias, expresar sentimientos. A Ciriaco no le gusta que le llamemos chef, cree que un chef es un líder que genera una onda positiva en la cocina que hace que los platos salgan llenos de magia. Nosotros buscamos el sentimiento, acoger y compartir. Estudiante le pega más a Ciriaco que chef. Más que maestro es estudiante.

Como presentan los platos?

De muy diferentes maneras, unos salen emplatados como auténticos cuadros pintados en todos sus detalles, otros se sirven en copas coktail o en vasos de cristal. Algunos se presentan en bandejas para que los comensales se sirvan, otros salen pinchados en brochetas, cucharas soperas…Todo muy ecléctico. La idea es no estar presos de una manera concreta de actuar. Las patatas trufadas salen en bandeja, quedan preciosas… las carrilleras en plato con el puré de boniato y la salsa pintada alrededor. El salmorejo tres texturas en copa coktail, las costillas confitadas en bandeja simple para comer con las manos, los raviolis de trufa en cuchara sopera así como los falsos caviares, el chuletón sale emplatado con el carbón de patata…Cada historia tiene un ritmo y una forma diferentes. No es lo mismo la poesía que el ensayo o la novela. Aquí es lo mismo.

Quien sirve?

El mismo Ciriaco prepara los platos y los lleva a la mesa del taller. Ten en cuenta que suele estar con pocas personas y así puede contar las cosas. La idea es que no exista distancia, dentro de la cortesía por supuesto.

Como creáis?

Verás, ya lo hemos contado muchas veces pero de los métodos de creación : como la asociación, la adaptación la deconstrucción, Ciriaco y todos notros nos quedamos con la inspiración. Tal vez sea el más inasible pero también el más bonito pues el punto de partida puede ser cualquier momento mágico, cualquier sentimiento. Ciriaco tiene platos como nuestra versión del fish and chips , que es muy divertido eso es adaptación. Platos como las costillas provenzales con patatas trufadas que son de asociación, el minimalismo como la trufa de aceto balsámico… pero es en la inspiración donde salen los sentimientos, el lenguado con papada ibérica, el foie con minitatin… La inspiración es nuestra fuente más profunda, imaginarnos un resultado y saltar para lograrlo.

Que es lo que pretendeis en el taller?

Es sencillo, compartir y disfrutar con amigos de la comida y de lo que esta nos sugiere, de las historias que la han creado, de los sentimientos que provoca, que despierta

Como es físicamente vuestra cocina?

Carlos Sancho, nuestro gran amigo e interiorista con un especial conocimiento de la filosofía y estética que defiende Ciriaco, no en vano es uno de los coleccionistas de arte que más piezas de Ciriaco atesora, hizo un primer dibujo, Ciriaco le preparó un gintonic, se hizo otro para si mismo y cuando amanecía habían dibujado una cocina inmaculada. Elegido el mejor soporte: la nueva superficie de mármol compac, la cocina de inducción de la firma Kitchenaid, sus nuevos hornos, la columna de vapor, el equipo de frío y el diseño de pozas de franke… Luego Ciriaco nos dijo que quería emplear el aluminio fundido como material y fuimos a conocer los productos BRA…así fue algo muy natural. Buscando lo mejor, lo que mejor se adaptaba a la filosofía que Ciriaco quería expresar. Todo se hizo en seis horas, pero claro, con la experiencia conjunta de ambos y cientos de cocinas vistas, utilizadas, sentidas. Después de ver terminado el taller y usado el diseño Ciriaco nos dice montones de veces lo contento que está con la encimera de mármol tan bonita que parece un cuadro, con la placa de inducción de kitchenaid que nos permite graduar la temperatura con total precisión , con el aluminio fundido… A veces consigues plasmar en un instante toda una vida de observación. Nuestra cocina nace en un instante con la experiencia de veinte años. Con el sentimiento de toda una vida de experiencias y la complicidad entre Carlos y Ciriaco.

El equipo del taller?

En el taller está Ciriaco y todos los demás vamos entrando y saliendo. Nos reunimos a comer, a compartir las nuevas creaciones. Nos reunimos cuando tenemos ideas que contar o locuras que intentar plasmar. Ciriaco, Carlos, Beatriz, también Javier con sus aportes, Maria, Antonio con sus comentarios tan oportunos, don José que nos trae todas las hortalizas del huerto y sus historias de cocinas y amigos…Toda la gente de kitcheaind que siempre aporta nuevas tecnologías para que experimentemos, el equipo de bra con las últimas piezas que han creado…Un equipo que es una familia, con las ganas de compartir con amigos

Como preparan los postres?

Casi siempre tenemos un antepostre y tres postes. Nos encanta el mundo dulce y siempre enfocamos el postre como un plato complejo con diferentes texturas y temperaturas. Por ejemplo , en arroz con leche de coco y crujiente de naranja con canela tenemos: arroz con leche de coco, leche de coco+piña+ yogurt, helado de coco, naranja crujiente con caramelo de canela caliente, se sirve en copa coktail, y le vaporizamos aroma de coco por encima. También nos gustan las masas, como las magdalenas de mango y oliva de Calanda

Preguntas preguntadas

Que es una cata maridada? Una cata maridada es catar vinos y platos buscando encontrar la sinergia y que ambos estén mejor juntos que separados.

Que se hace en una cata maridada? Se comen platos especialmente diseñados para que los vinos se expresen más y mejor, y se disfruta de los vinos con los comentarios del sumiller y de todos los participantes. Se bebe, se como y se habla, es un motivo de diversión y disfrute.

Pueden ir gentes que no sepan de vinos? Claro, las catas maridadas tal como nosotros las sentimos son momentos de disfrute, no hace falta ninguna preparación previa, solo venir y disfrutar

Como organizáis los grupos? Sois vosotros los que nos proponéis venir con vuestros amigos a disfrutar juntos. Estáis vosotros en la sala, y nos adaptamos a vuestro presupuesto y horario. La clave es que lo disfrutéis.

Que vinos se catan? Un poco de todo, tintos grandes reservas y de expresión, blancos novedosos, algunos vinos internacionales para conocer las posibilidades que hay allende nuestras fronteras, cava y champagne, moscateles y vinos dulces. Y sobre todo las últimas imaginaciones y descubrimientos de Ciriaco.

Quien hace las catas? Nuestro sumiller Ciriaco Yáñez, ya sabéis que Ciriaco es sumiller, chef y también un curioso imaginador de vinos. Nos habla del maridaje desde el punto de vista del sumiller, de los platos desde el punto de vista del chef, y de los vinos desde el punto de vista del creador de vinos con alma.

Donde las hacéis? En nuestra salita al lado de la vinatería

COCINA CON AMOR

UN ESPACIO PARA COMPARTIR

No tenemos ni idea, podemos ir? Claro, venid, organizad vuestro grupo y disfrutad

Cuantas personas es el mínimo y cuantas el máximo? Un mínimo de seis personas y un máximo de 36.

Son siempre los mismos platos y vinos? Pues no, casi nunca se repiten ni platos ni vinos. Ciriaco es un innovador y disfruta sorprendiéndonos y sorprendiéndose a si mismo, y siempre disfrutando del vino que es el autentico protagonista

Hay muchas explicaciones? Depende del grupo, hay grupos que disfrutan con una introducción amplia al mundo del vino y hasta hacemos un pequeño curso de cata antes de la cena; y para otros el objetivo es disfrutar del maridaje simplemente. Lo importante para nosotros es que disfrutéis.

Cuando las hacéis? De lunes a sábado, de 14 a 17 y de 21 a 24 más o menos, lo normal es que se alarguen por encima de esas horas. Siempre con reserva, recordadlo por favor.

Le podemos decir a Ciriaco lo que nos apetece hacer? Claro, lo primero que nos dice e insiste mucho es que toda esta idea desde hace 26 años es para que disfrutéis, para disfrutar juntos.

Es diferente a una cena de restaurante? Si, muy diferente, para nosotros no es importante el servicio, la presentación, los guardarropas o los baños de diseño. Lo importante es el vino, el protagonista es el vino, la comida y vosotros.

Que cocina Ciriaco? los vinos que hace Ciriaco ya los conocéis por que se venden en todo el mundo. La cocina es de corte muy personal y bebe en diferentes fuentes muy diversas e iconoclastas: la cocina tradicional española, francesa e italiana, la cocina china, japonesa, vietnamita y tailandesa, la nueva cocina española y la influencia de los platos y la filosofía de Ferran Adriá, Santamaría, Arola, Arzak. Lo que no quita para que en esta etapa busque los sabores frontales, los aromas y la contundencia para acompañar los vinos de hacevinos y winemaker. Vinos y platos con alma que cambian semana a semana.

Cuanto valen?

Hay muchas propuestas. Habitualmente las catas de vino cuestan 20 € por persona y las catas maridadas más o menos 36 €. Como Ciriaco se inventa cosas nuevas todos los días van cambiando.

Cuanto dura? No tengas prisa, tu mesa no está alquilada y tan sólo desarrollamos un servicio por noche.

Podemos llevar cosas especiales? Claro. Podéis venir a nuestra casa y traer lo que os apetezca: ese vino que nunca tienes oportunidad de beber en compañía, ese queso que te han obsequiado o esa botella de malta que no abres nunca.

Además de los vinos de la cata podemos probar más cosas? Desde luego. Aquí podrás disponer de vinos de todo el mundo, a precios de tienda. Para eso tenemos el almacén de la vinatería Yáñez al lado.

Como nos enteramos de las novedades y las convocatorias? Fácil, envíanos tu email. Te añadiremos a nuestra lista de amigos… más de once mil que reciben puntualmente nuestro boletín mensual. Allí encontrarás de todo.

 

Desde hace casi cuarenta años imagino cosas. A veces han gustado, otras no. Desde prontito empecé con los vinos, la gastronomía, destilados, cervezas... Era lo que se esperaba en mi casa. Me pusieron con 15 años a dirigir la vinateria yañez por necesidad de la empresa familiar. Nunca me preguntaron y nunca proteste, aprendí y lo desarrollé lo mejor que supe. Mis pasiones, el kendo, la medicina, el escribir, pintar, actuar... Quedaron escondidas en la penumbra. A veces se dieron las circunstancias oportunas para que hubiera un tímido desarrollo :los libros de cocina me permitieron escribir novelas, ensayos o poesía. El programa de tv me hizo disfrutar de esa experiencia así como el de radio. Peeeeero nunca fueron mi oficio, solo una nota a pie de página. Cosas que hacía con una cierta gracia, siempre supeditadas a mi oficio de pt verbo gratia:puto tendero). Lo de las pinturitas es otra cosa. Desde mi decisión inicial de emplear solo materiales cogidos de la calle, para unos reciclador, para otros ropavejero, tanto los soportes cuanto los colores. Lo que explica, más que otra cosa mis gamas cromáticas. Digo que lo de las pinturas es diferente porque hubo muchas decisiones que han marcado este discurrir, el medio y los soportes, el no recibir ninguna formación, las críticas durisimas, totalmente acertadas por otra parte de personas que saben mucho... Muchas cosas, elecciones, ilusiones. En estas fechas se han producido algunas coincidencias emocionamtes:me regalaron un montón de marcos pequeños que pude habilitar con cartones y tablillas. Marcos de pequeño formato que iban a ser tirados a la basura. Y un montón de óleos que un heredero no quiso emplear. La combinación ha dado una expresión diferente a mi producción. Pequeño formato y una posibilidad para las texturas. Algo nuevo para mi. Y cuando una persona entra en la vinateria yañez mira los vinos, los destilados, las cervezas, le agrada la tienda, elige un cuadro y lo compra...Algo me envía a aquel momento de hace casi 40 años en que empecé a trabajar aquí y, por un instante, hay una emoción prístina. Una persona ha elegido una pieza mía para que le acompañe.

Veréis, me pregunta Beatriz después de interesarse por nuestra vinculación con el vino a granel por el concepto “cosecheros”, el porque de llamarlos de Logroño, el como llegue a hacerlos...esta Beatriz es muy curiosa.

Para la vinatería Yañez el concepto mismo del vino de cosechero forma parte de nuestra historia moderna. Así como el vino a granel ya estaba el primer día de apertura de la tienda en el lejano año 1953, el concepto y los vinos de cosechero se incorporan ya en botellas de cristal y tapón de corcho en febrero de 1984. Ese mes, ese año comencé a dirigir la vinatería y una de las primeras decisiones que tomé fue la de seleccionar unos nuevos vinos ,que entonces no existían en nuestros anaqueles, los cosecheros. Tenían como características el estar presentados en botella de cristal y no llevar etiqueta, eran como los nobles de los graneles. Los primeros cosecheros que trajimos eran vinos de la, entonces, casi desconocida, ribera duero, vinos de cosecheros de Pesquera, de Peñafiel, de Zamora, de Medina que me eran familiares pues mis padres son de Valbuena de Duero y todos hacían vino para su consumo, vinos que traíamos con gran éxito. A estas primeras experiencias con vinos que eran muy buenos, se sucedieron selecciones de vinos de Francia, o de Magallón, un vino especialmente bueno, recuerdo. Y por supuesto los cosecheros de Rioja. Al poco tiempo cambio la normativa y estos vinos tenían que venir con el registro de embotellador, ya etiquetados, sin especificación de origen, con los grados indicados, con marca, sin añada, en fin un cambio y al principio un lío. Fue en ese momento cuando nació el taller de vino Yañez, el taller nació con el objetivo de seleccionar al modo francés, pues todavía no elaborábamos, nuestros vinos, los vinos de Logroño, pues rápidamente cambiamos el concepto Rioja ( una denominación con prestigio), por el concepto Logroño, vinos elaborados en Logroño. Vinos con seriedad, elaboración contrastada y con buenas sensaciones. Seleccionamos varias partidas de vinos de laguardia, de Álava,Oyón, Haro, y casi por casualidad tuve la gran fortuna de catar una botella de vino que un buen amigo me trajo de Logroño. El vino me encantó y al poco tiempo tome el coche y me desplace hasta Alberite, a seis kilómetros de Logroño, y allí conocí a don Pedro Vivanco, un gran señor y un gran vinatero. De su mano, en bodegas los tinos pude seleccionar durante los últimos veintiséis años los mejores vinos elaborados en Logroño. Y no solo eso, sino que al poco tiempo empezamos producir crianzas y reservas con esos tonos tostados, con esos cueros, vainillas, sensaciones tan característicos de los Logroños clásicos criados en barricas de roble americano. Y allí seguimos, veintiséis años después, haciendo vinos para tomar todos los días, haciendo vinos que te acompañen en la mesa como buenos amigos, vinos con los que puedas contar. Las cosechas se han ido sucediendo y cada año ha sido diferente al anterior, pero todos han tenido un hilo conductor: el deseo de complacer, de compartir y de acompañar a lo largo de los años y un precio económico, tanto es así que desde hace dieciséis años los precios son los mismos Fidelidad y compromiso se llama la figura.

Los primeros vinos , ya con etiqueta, que hicimos en el taller de vino yañez tuvieron unos nombres especiales: el pago de la almenara, el alba del alma, la hojarasca del marjal, los álamos del almirez, el horreo de los azulones y el precioso amariamus. Cada uno se identificaba con un escrito especial, una poesía, que también le daba nombre.

Con motivo de nuestro cincuenta aniversario creamos una serie especial que llamamos cincuenta, gris, rojo, naranja, azul… porque tenían en la etiqueta una serie de dibujos de mi época en Paris, pintados con ceras y que representaban una concepción del tiempo y del vino diferentes. Hace dos años con motivo de nuestro quincuagésimo quinto aniversario decidimos hacer toda una serie de vinos especiales y dentro de los vinos de cosechero deseábamos recuperar las etiquetas que nos dieron corazón y éxito : la serie de senda trillada. Y por eso ahora, hoy , ya tenemos en nuestros anaqueles después de dos años de trabajo especial los nuevos cosecheros: tintos de crianza y reserva con sabores clásicos que nos entroncan con aquellos primeros cosecheros de mi juventud. Así que este es el camino de los cosecheros querida Beatriz, y ahora podemos presentar , y disfrutar de estos vinos llenos de poesía : el pago de la almenara, el alba del alma, la horajasca del marjal, los álamos del almirez, el horreo de los azulones, el amaríamus.

Vinos creados con corazón, de la mano de la amistad así son nuestros cosecheros.

Querida Beatriz ¿Cuando los catamos con nuestros amigos?

El café

En el antiguo humilde ya disfrutamos de una grata experiencia con el café.

Mi padre tenía una vieja cafetera de brazo que yo casi ni podía vencer y siempre compraba el mejor café que encontraba. En el viejo humilde tomé mi primer “montañas azules”, allí hice mis practicas para el examen de sumiller, con esa cafetera de brazo que ya se había hecho mi amiga. Allí los primeros capuchinos, los irlandeses y muchas cosas más a cual más tradicional o innovadora.

Ahora en el nuevo taller Yáñez creamos un pequeño espacio para la degustación del café. De la mano de la compañía Torrelsa, con quien ya colaboramos en la imaginación de los vinos de oporto, hemos elegido un café de terruño, plantado a mil quinientos metros de altitud, ecológico y de comercio justo, cosas que nos parecen muy importantes. Una variedad arábiga con carácter y a la vez muy suave. Nuestro amigo Jordi Mune, especialista de la Casa Torrelsa nos ha formado e informado para hacer el mejor café posible, con la mejor maquina, con el mejor café , con el mayor cariño, con la ilusión de compartir un café que cuente una bonita historia de tradición e innovación. De técnica, tecnología y de corazón.

El café en el taller Yáñez una ilusión un espacio para compartir en nuesstras actividades y eventos